Mantenimiento

Dirigido a aquellas personas que sufren alguna lesión crónica o que a menudo sufren dolor de alguna región, pero que actualmente están en período intercrisis.

Para realizar este masaje previamente:

  • Se analiza la lesión, con pruebas clínicas en la camilla y con las pruebas complementarias que nos pueda aportar el paciente. En algunos casos puede que se realizamos algún informe para pedir alguna prueba complementaria.
  • Realizamos una evaluación del estado músculo-esquelético de la región afectada, con el objetivo de identificar el estado articular y las retracciones musculares que pueden afectar a la lesión.
  • Pequeña anamnesis en la que se analizan posibles hábitos lesivos o que pueden empeorar la lesión.
  • Se recoge la información básica para poder disponer de la historia clínica y hacer el adecuado seguimiento.

Utilizamos este tipo de masaje muy a menudo en dos casos:

  • Personas que se han tratado con nosotros de algún proceso en estado agudo, se ha podido controlar correctamente el proceso, pero queda un alto riesgo de recaída porque la lesión es irresoluble.
  • Pacientes que acuden al centro en un período intercrisis y sólo quieren realizar una prevención de su patología.