A través de la osteopatía

La osteopatía trata multitud de patologías como cervicalgias, cefaleas, migrañas, alteraciones de la ATM, contracturas, espasmos musculares, tendinitis, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas, problemas digestivos, etc...

Los tratamientos son personalizados. Tratamos a personas, no patologías, y se puede tratar a personas de cualquier edad, desde recién nacidos a personas mayores.

Cuando somos pequeños, tenemos un potencial de adaptación y autoregulación increible. Es importante valorar estas adaptaciones; que sean correctas y no nos provoquen disfunciones en edad adulta.

El niño/a se mueve mucho y es bueno, pero corren el riesgo de sufrir traumatismos en forma de golpes, heridas... pero el traumatismo más importante lo tenemos al nacer. El paso por el canal del parto nos provoca unas presiones y tensiones que son buenas para activar el movimiento respiratorio primario, pero en partos complicados estas tensiones pueden provocar unas disfunciones a nivel de las fascias que se han de detectar y tratarlas.

También es importante que los niños/as nacidos por cesarea tengan una valoración osteopática. No han sufrido el estrés que provoca pasar por el canal del parto. Por tanto, será necesario valorar el estado del movimiento respiratorio primario y si hay alteraciones de las consecuencias de haber escogido esta técnica y no haber sido un parto natural.