Quienes somos

Andreu Esteve Escayol fundó el CARF en 1983. Se inició con el nombre de Centro de Acupuntura y Recuperación Funcional. Fue así porque a través de entender el organismo como una globalidad con los fundamentos y visión que le proporcionaba la Medicina Tradicional China, fue capaz de proporcionar tratamientos efectivos para muchas patologías que desde el tratamiento convencional no obtenían buen resultado. Andreu Esteve Pelayo aplicaba la acupuntura de manera muy pionera. Con los años y pese a las dificultades de aceptación de la acupuntura en el mundo sanitario convencional, los pacientes le fueron confiando sus patologías. Gracias a los resultados que se obtenían, muchas veces impresionantes, cada vez más pacientes le fueron confiando la resolución de diferentes patologías. Con el tiempo y a través del boca a boca, familias enteras son actualmente nuestros pacientes.

Con los pacientes con patologías músculo-esqueléticas, la combinación de la acupuntura y técnicas de la Medicina Tradicional China con técnicas propias de la fisioterapia o de masaje proporcionan muy buenos resultados. Por este motivo integramos estas técnicas casi siempre en este tipo de casos.

Los pacientes que se someten a tratamientos de acupuntura suelen obtener, además de otros resultados, una reducción importante de la ansiedad, nerviosismo, mejora el insomnio, e incluso perciben mejoras anímicas. Por este motivo contamos con una psicóloga, como miembro del equipo, con quien trabajamos de manera interdisciplinaria. Gracias al trabajo interdisciplinario que realizamos podemos abordar los problemas psicológicos de una manera más integral. El paciente puede recibir al mismo tiempo o de manera alternada, ayuda de la Psicología y/o de la Medicina Tradicional China (MTC) para abordar de manera más global el proceso, actuar sobre los diferentes niveles del trastorno y poder tomar el mínimo de fármacos posible.

Creyendo en la importancia de la interdisciplinariedad, desde 2009 incluimos la Osteopatía dentro de las técnicas que aplicamos en el centro, con el objetivo de abordar con mayor profundidad aún todos los procesos músculo-esqueléticos. Desde el año 2013 incluimos las Flores de Bach, ya que son un buen complemento a las técnicas que aplicamos.

En el CARF analizamos y tratamos cada paciente adaptándonos a la patología, en el momento de la evolución y a la situación de la persona. Desde el centro del orientamos sobre cuál es la técnica que más rápidamente puede resolver su proceso para poder iniciar con esta técnica. El trabajo interdisciplinario lo realizamos exclusivamente cuando el paciente ha de percibir un beneficio claro.